Martes, 16 de Octubre de 2018, Hora: 0:48
   
TEXTO

Tapa Diario

http://picasion.com/

Misa en la Catedral: Se celebró en Goya Santa Misa por la Vida mientras Senado debatía sobre el aborto

alt

Anoche, en la Iglesia Catedral, el obispo Adolfo Canecin presidió una Misa cuyo tema central fue la dignidad del ser humano y el valor incomparable de la vida. Esta celebración litúrgica se hizo mientras en el Senado de la Nación se debatía un proyecto para despenalizar el aborto. El obispo diocesano baso su homilía en unas reflexiones de San Juan Pablo II.
La Conferencia Episcopal Argentina convocó a la celebración de una nueva ¨Misa por la Vida¨ que tuvo lugar en la catedral primada de Buenos Aires, ayer miércoles 8 de agosto a las 20. A su vez, en el interior del país varias diócesis, entre ellas Goya, replicaron la misa con la intención del sí a la vida.
En su mensaje, el obispo Canecin expresó: “En nombre de Dios, respeta, defiende, ama y sirve a la vida, toda vida humana. Solo siguiendo este camino, encontrarás justicia, desarrollo, libertad verdadera, paz y felicidad. Que estas palabras lleguen a todos los hijos de la Iglesia que lleguen a todas las personas de buena voluntad interesadas por el bien de cada hombre y mujer, por el destino de toda la sociedad”.


EVANGELIUM VITAE

“Hermanos. Me voy a permitir con la paciencia de ustedes, leer varias páginas de este documento Evangelium Vitae, el Evangelio de la Vida escrito por San Juan Pablo II dado a conocer el 25 de marzo de 1995. El Evangelio de la Vida, quizás conocido por algunos, leído por otros o desconocido por muchos. Escrito por un santo: el papa Juan Pablo II; que tiene total, absoluta y plena vigencia. Comienza diciendo que el Evangelio de la Vida, está en el centro del mensaje de Jesús acogido con amor por la Iglesia es anunciado por intrépida fidelidad como buena noticia a los hombres de todas las épocas y culturas. Jesús, presentando el núcleo central de su misión redentora dice: “Yo he venido para que tengan vida en abundancia”. Es precisamente en esa vida donde encuentran pleno significado todos los aspectos y momentos de la vida del hombre. Ya que consiste en la participación de la vida misma de Dios, lo sublime de esta vocación sobrenatural manifiesta la grandeza y el valor de la vida humana incluso en la fase temporal. La Iglesia sabe que en este Evangelio de la vida recibido de su señor tiene un eco profundo y persuasivo en el corazón de cada persona creyente e incluso no creyente. Todo hombre abierto sinceramente a la verdad y al bien, aun entre dificultades e incertidumbres con la luz de la razón y no sin el influjo secreto de la gracia, puede llegar a descubrir en la ley natural escrita en su corazón el valor sagrado de la vida humana”.


“VALOR INCOMPARABLE”

También expresó: “El derecho de cada ser humano de haber respetado totalmente este bien primario suyo y una conclusión fuerte: en el reconocimiento de este derecho se fundamenta la convivencia humana y la misma comunidad política, los creyentes en Cristo deben de modo particular defender y promover este derecho conscientes de la maravillosa verdad recordada por el Concilio Vaticano II. El Hijo de Dios en su encarnación se ha unido en cierto modo con todo hombre. En este acontecimiento salvífico se revela el valor incomparable de cada persona humana. La Iglesia se siente llamada a anunciar a los hombres de todos los tiempos este Evangelio, fuente de esperanza inquebrantable de verdadera alegría para cada época de la historia. El Evangelio del Amor de Dios al hombre, el Evangelio de la Dignidad de la Persona; el Evangelio de Va vida son un único e indivisible Evangelio”

FM NORTE 104.1



http://picasion.com/

Banner

http://picasion.com/